Verdades y mentiras sobre la obesidad y las dietas.

Comparte este contenido:

Hay varios mitos, en este caso ideas falsas, que es importante que tengas claras sobre la obesidad, el peso corporal y las dietas. La mayoría de ellos se generan por un pensamiento general erróneo, que muchas veces repetido por la sociedad, acaba convirtiéndose en "la verdad" socialmente aceptada.

A continuación trato de desenmascarar 3 de estas mentiras comúnmente aceptadas:

MENTIRA 1: "Todo el mundo puede perder peso."

Tenemos la creencia de que si seguimos una dieta y hacemos ejercicio regularmente adelgazaremos. La cruda realidad es que la gran mayoría de las personas que hacen dietas recuperan el peso que han perdido según muestran numerosos estudios.

Es importante recordar que cada persona tiene un peso natural y que éste no es algo exacto, sino que oscila dentro de un rango único para cada persona. Ciertas pérdidas de peso pueden estar dentro de este rango en el que oscila el peso natural.

Pero imaginemos que todo el mundo en España hace ejercicio regularmente, medita diariamente y come saludablemente.

A pesar de esto seguiría habiendo personas gordas porque su genética lo determina así

Para muchas personas perder peso puede no ser fisiológicamente posible, por lo menos hasta el punto en el que creemos que se puede.

Históricamente los cuerpos grandes y robustos has sido más deseables. Eran la norma de belleza, atracción sexual, salud, riqueza y fertilidad.

Lo que está pasando en la sociedad actual es una anomalía en el curso de la historia y solo refleja los intereses políticos y económicos presentes. El modelo actual de belleza, internalizado y asumido por la población como normal, no responde a la diversidad de formas y tamaños de los cuerpos que hay.

El modelo de belleza actual perjudica a la gran mayoría y solo beneficia a la industria de la moda, de la cosmética, las farmacéuticas y las empresas que venden productos para adelgazar.

Estás empresas hacen un gran negocio haciéndonos creer que somos personas feas e inaceptables tal cual somos, pero que si compramos sus productos cambiaremos y seremos bellas.

Y la presión no va dirigida solo a las mujeres también cada vez más a los hombres, que de forma cada vez más frecuente se sienten más insatisfechos son su peso.

MENTIRA 2: "Adelgaza y serás más saludable."

Existe la idea de que la salud de las personas mejorará si adelgazan y vivirán más. Esto es asumido por la mayoría de personas sin cuestionárselo. Lo cierto es que no hay ningún estudio que haya probado que adelgazar prolongue la vida.

Glenn Gaesser, profesor de la Universidad del Estado de Arizona, y autor del libro Big Fat Lies, explica que encontró 15 estudios publicados entre 1983 y 1993 que indicaban que adelgazar aumenta el riesgo de fallecer prematuramente.

En 1992 el National Institutes of Health (NIH), que agrupa a los centros de investigación pública de Estados Unidos, realizó una conferencia sobre métodos para adelgazar y sus conclusiones fueron publicadas en Annals of Internal Medicine. Y afirman que:

“Muchos estudios y la ciencia más sólida, muestran que adelgazar... está sólidamente asociado a un incremento del riesgo de fallecimiento”.

Llegado a este punto quiero aclarar bien lo planteado en los dos párrafos anteriores:

Estas afirmaciones, no quieren decir que adelgazar cause una muerte prematura, sino que son los métodos poco saludables, y muchas veces agresivos con el cuerpo, que se usan de forma habitual para adelgazar; así como el ciclo de perder y ganar peso frecuentemente, al que se someten muchas personas, lo que puede mermar la longevidad.

Esto es lo que afirma de nuevo Glenn Gaesser, en su estudio, "Delgadez y pérdida de peso: beneficioso o perjudicial para la longevidad", publicado en Medicine and Science in Sports and Exercise (1999).

La fluctuación de peso debido al ciclo de las dietas de adelgazar y recuperar peso, está fuertemente asociadas a un incremento del riesgo de diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, independientemente del peso corporal, según el estudio de Abdul Dulloo, "Caminos desde las fluctuaciones de peso a las enfermedades metabólicas", publicado en International Journal of Obesity and Related Metabolic Disorders (2002).

Es decir, que hacer dietas frecuentemente puede causar las enfermedades que estas pretenden prevenir.

MENTIRA 2: "Tú puedes controlar tu peso."

Hay varios estudios que demuestran que el peso de cada persona es debido a la herencia genética.

Se realizó un estudio con 540 adultos adoptados y se comprobó que su tamaño era similar al de sus padres biológicos y no al de los padres que les adoptaron.

Otro estudio con hermanos gemelos adoptados por diferentes familias mostró los mismos resultados que el estudio anterior.

El factor genético influye en un 70% en el peso.

En estudios realizados con gemelos que siguen una dieta, uno hace ejercicio diario intenso y el otro no. La variación de la pérdida de peso entre ambos, a pesar de la diferencia de actividad física, es prácticamente igual en ambos sujetos.

Por eso, no debe sorprendernos que dos personas coman lo mismo, y una sea delgada y la otra no. También la genética explica la forma en que las personas responden a las dietas y al ejercicio.

Si tu genética te ha asignado un cuerpo y un peso natural determinado, es luchar contra la naturaleza querer adelgazar y mantener un peso por debajo del natural, y a la larga no da resultado.

¿Que opinas ahora de estas falsas afirmaciones sobre el peso corporal y las dietas?

¿Vas a seguir luchando contra tu peso natural, o te aceptarás a ti misma y mantendrás un estilo de vida saludable, escuchando a tu estómago, y comiendo sólo cuando tengas hambre física?

Espero tus comentarios al final de esta página.

SOBRE EL AUTOR:

Luis Navarro

En 1994 me mudé a Estados Unidos donde completé los estudios de Piscología Espiritual en la Universidad de Santa Mónica y posteriormente amplié mi formación en Stanford en California. Master en Hipnosis, terapeuta, coach co-activo y especialista en gestión de las emociones.


Comparte este contenido:

1 comentario en “Verdades y mentiras sobre la obesidad y las dietas.

  1. Interesante lo que comenta acerca del peso natural. No todas las personas tienen una constitución o genética con la que conseguir entrar en los estándares de “en forma” o “fitness” pero aún así pueden ser personas totalmente saludables.

    Un saludo y gracias por su aportación Luis.

Deja un comentario


*