¡La operación bikini es un error!

Comparte este contenido:

Cada año, al llegar la primavera, miles de personas empiezan a pensar en la operación bikini con la llegada del verano y la playa. Notan que su cuerpo ha ganado unos kilos en invierno y se plantean hacer una dieta para adelgazar. No quieren mostrar su cuerpo con sobrepeso enfundado en un bañador o un bikini que les va a hacer sentirse mal. Desean lucir su figura y sentirse bien.

Así empieza la operación bikini, la búsqueda de la dieta que consiga que me sienta bien con mi cuerpo este verano.

Es un fenómeno social que los medios de comunicación refuerzan con programas, reportajes y artículos. Hablan de las últimas novedades en dietas, de los trucos para adelgazar y modelar un cuerpo perfecto.  Muchas personas hacen dietas cada año en esta época para prepararse para el verano.

Cuidar tu alimentación y tu peso no debería ser algo que hagas solo tres meses al año, o seis en el mejor de los casos sino algo a lo que dedicas un poco de energía cada día, al igual que lo haces con tu higiene personal. Así que lo mejor que puedes hacer es dejar de planteártelo como un sprint para estar delgada en verano y empezar a pensar en ello como un estilo de vida para los 365 días al año.

Se ha descrito este proceso de las dietas como algo similar a la experiencia del jugador de tragaperras que pone cada moneda en la ranura de la máquina, con la esperanza de que esta vez sí le va a tocar. Cuantas más monedas pone, mayor es la intensidad del deseo y la esperanza de que… esta vez sí, ahora me toca, está a punto de tocarme, solo he de seguir poniendo algunas monedas más porque el premio está al caer, seguro que me toca, una más… una más… una más…

Efecto rebote

Cada dieta es una esperanza, una ilusión, unas ganas tremendas de adelgazar. Esta vez sí, es la definitiva, lo voy a conseguir, pondré de mi parte lo que haga falta, voy a tener voluntad. Y sí, a corto plazo se adelgaza, he ganado el premio a mi esfuerzo, pero a medio-largo plazo, sentimos la decepción y la frustración por el efecto rebote.

“Parece no servir para nada todo el esfuerzo que hemos hecho con la dieta.”

Llega otro verano y otra operación bikini. De nuevo sentimos renovada ilusión, ganas, deseo, voluntad, esfuerzo, perdida de kilos y el inevitable efecto rebote. Parece que hay una voz que nos espera al final de la dieta, y nos reprocha, “ya sabía que no lo conseguirías”.

Cada nueva dieta es como la moneda que pone el jugador en la máquina tragaperras. Otra nueva esperanza frustrada, otra decepción.

Pero el mercado está lleno de monedas, de dietas, casi para cada personalidad y gusto, para que sigamos jugando en la máquina de adelgazar, año tras año, con el renovado deseo de que esta vez si me va a tocar, este año si que conseguiré adelgazar para siempre.

“La dieta es igual al efecto rebote.”

Cada año es igual, tras cada operación bikini se acaba recuperando el peso perdido, porque si hacemos lo mismo obtendremos los mismos resultados.

El efecto yo-yo es intrínseco a las dietas, y la ciencia nos dice que cuanto más restrictiva y agresiva sea la dieta más intenso será el efecto rebote. Es como un muelle que si lo apretamos y apretamos al soltarlo se recupera con más intensidad.

Las dietas están cada vez mas cuestionadas por la comunidad científica que conoce desde hace muchos años sus efectos negativos y su falta de eficacia para adelgazar consistentemente. Y cada vez hay más personas que han experimentado su ineficacia y, a veces, sus efectos adversos.

Movimiento: << Saludable en todos los tamaños. >>

En el mundo anglosajón, Gran Bretaña, Estados Unidos y Australia hay un movimiento muy importante, que cada vez tiene más presencia, de aceptación del cuerpo tal cual es, sus siglas en inglés son HAES (Health At Every Size) que significa, “Saludable en Todos Los Tamaños”.

Propone la aceptación del tamaño y forma de cada cuerpo y la creación de hábitos saludables.

Fruto de esta sensibilidad también se celebra cada 6 de mayo, desde 1992 el Día Internacional sin Dieta. En esa jornada se quiere llamar la atención sobre la inutilidad de las dietas y sus efectos negativos en el cuerpo.

Aumenta la conciencia social

Estos movimientos y la experiencia negativa de muchas personas que han hecho dietas, está aumentando la conciencia social, y aunque no tienen la presencia abrumadora en los medios, de las dietas y trucos para adelgazar, se va abriendo paso inevitablemente.  

Hay dos realidades que coexisten sobre la relación con el cuerpo y el peso.

Una, podemos decir que mayoritaria hasta ahora, es la que rechaza el cuerpo y el sobrepeso, y sigue acudiendo a las dietas para adelgazar. La operación bikini es la expresión máxima de esta realidad, es la fiesta mayor, la feria anual que tiene lugar cada primavera.

La “industria” de las dietas invierte mucha energía y millones de euros en publicidad, para mantener unos consumidores fieles a un modelo de relación con el cuerpo y con la comida que le aporta enormes beneficios a cambio de… nada.

Otra realidad emergente y muy concienciada, ha optado por no hacer dietas y encontrar alternativas.

Intuyen que la relación con su cuerpo y con la comida puede ser diferente. Buscan ser saludables y sentirse bien con su cuerpo. Por su propia experiencia o sensibilidad no conciben las dietas como algo saludable y eficaz.

Desde los años 80 del siglo pasado hay una conciencia de NO DIETA, que surgió en Estados Unidos y Gran Bretaña, con dos alternativas ya muy consolidadas y con estudios científicos que validan su eficacia. La primera es comer conscientemente, basada en Mindfulness y la segunda “comer intuitivamente”. También hay movimientos en esta línea como “Slow eating”.

Mi Método para adelgazar toma lo mejor de estas alternativas y lo completa añadiendo la gestión de las emociones y la aceptación del cuerpo.

SOBRE EL AUTOR:

Luis Navarro

Me formé en Estados Unidos, donde residí 8 años. Soy terapeuta por la University of Santa Mónica (California) Hipnoterapeuta Clínico y Master en Hipnosis, coach co-activo por CTI y experto en emociones. Ayudo a mis clientes a dejar de fumar, adelgazar y a procesar las emociones.


Comparte este contenido:

Deja aquí tus comentarios:

¡Se la primera persona en comentar!

avatar
1500