Los “personajes negativos” de la mentalidad de dieta.

Comparte este contenido:

En el artículo ¿En qué consiste la mentalidad de dieta? te comenté en cuáles son las consecuencias de esta mentalidad, y cómo te afecta en tu vida diaria.

Ahora voy a hablarte de varios “personajes negativos" que tienes en tu mente cuando te dejas controlar por la mentalidad de dieta a la hora de comer.

Estos personajes se han ido desarrollando a través de libros, revistas, programas o comentarios que has ido captando. Son unas voces en tu interior, un diálogo interno que tienes en tu mente.

Personaje #1: "La policía"

El primer personaje es el/la Policía que vigila lo que compras, lo que cocinas, lo que comes y te advierte, prohíbe, amenaza, recrimina, etc.

Aparece en el supermercado, en la cocina, por la calle, en cualquier momento. Es la voz que hace de juez y juzga si te has portado bien o mal.

Es la suma de todas las reglas de las dietas que has hecho y es más intensa cuántas más dietas has seguido. Está incluso presente, aunque no hagas una dieta. Escudriña cada vez que comes y te mantiene en guerra contra la comida y contra tu cuerpo.

Personaje #2: "El Experto en Nutrición"

El segundo personaje negativo es el Experto en Nutrición. Es quien cuenta calorías, te informa de nutrientes, de incompatibilidades entre lo que comes, el que compensa para que no te pases, el que te advierte que engordarás.

Es un rollo, no hay manera de disfrutar comiendo escuchando esta voz pesada. Este personaje está confabulado con el Policía y a veces actúan conjuntamente. Uno juzga lo que comes y el otro te impulsa a un control saludable.

Aunque los mensajes son de salud, conscientemente te hace seguir en modo dieta, controlando “saludablemente” lo que comes.

Personaje #3: "El Rebelde"

Vamos con el tercer personaje, el Rebelde.

A veces estás hasta las narices, y dices, a la porra, voy a comer lo que me dé la gana, estoy cansado, total para que, qué más da, es igual.

Este es un personaje enfadado y con mucha energía. El Rebelde, está harto de control y de prohibiciones de la dieta y explota. Si empezaste muy joven a hacer dietas, el rebelde es muy intenso, y también influye en su fuerza que hayas hecho muchas dietas.

Para que te quede claro, es el equivalente a los saqueos después de una gran represión. El Rebelde a veces no tiene límites y come y come en exceso durante días. Es la respuesta a la vigilancia constante de la Policía.

Personaje #4: "El Indulgente"

El cuarto es el Indulgente. Estás comiendo y te dice que un poco más no importa, que un día es un día, mañana lo compensaré.

O te dice que no tiene importancia, que no pasa nada, que solo es un trocito. No tiene la intensidad ni la rabia del Rebelde, pero su presencia es importante.

Es el que permite que hagas pequeños excesos en vez de explotar, impide que la olla a presión del control constante estalle con el Rebelde. Su efecto es negativo porque acabas sintiéndote mal porque la repetición de este comportamiento te hace sentir inadecuado e incapaz de lograr lo que te propones.

Personaje #5: "El Fracasado"

El quinto es el Fracasado. Este personaje aparece cuando te has descontrolado, has comido demasiado o te has dado un atracón.

Te hace sentir fatal, sin esperanza, como que todo es igual, para qué tanto esfuerzo si no sirve para nada, si no lo voy a conseguir, así que voy a comer y comer para desquitarme y enterrar con comida mi mala conciencia.

Esta sensación de fracaso es demoledora, porque te dice que no solo has cometido un error, si no que afirma que no lo conseguirás nunca porque no tienes voluntad y eres un fracaso.

Cuantas más dietas has hecho y más efectos rebote has tenido más fuerte es esta voz. Su mensaje es que no lo conseguirás nunca. Que seguirás irremediablemente con sobrepeso para siempre.

Lo que estos personajes tienen en común es que los has interiorizado y son aspectos de ti que se hacen presentes en tu relación con la comida.

Algunos de estos personajes son más intensos y están más activos según tu personalidad.

Lo que comparten todos es que son críticos, se concentran en tus carencias, en tus defectos. No te ayudan a conseguir tus objetivos, algunos ponen palos en la rueda para que no los logres, otros te juzgan y critican cuando te has equivocado.

Te están esperando para advertirte, juzgarte y criticarte en cuanto tienen la oportunidad. Te hacen sentir mal emocionalmente, ansiedad, culpabilidad, impotencia, frustración, fracaso, rabia, etc.

La mentalidad de dieta, que implica control de lo que comes, no te lleva al bienestar físico, el sobrepeso se perpetúa; ni tampoco al bienestar emocional, te sientes mal contigo constantemente.

El objetivo del control de la comida es inalcanzable, no tiene sentido controlar lo que comemos para adelgazar y tener un cuerpo delgado, que la genética quizás no nos ha dado, pero que la sociedad nos impone y asumimos.

Foto: Evelyn Tribole y Elyse Resch

Evelyn Tribole y Elyse Resch, fueron las primeras en desarrollar este concepto de personajes negativos, en su libro Intuitive Eating, y lo que proponen es:

“Ser consciente. Prestar atención a los personajes que inevitablemente aparecen cuando comes. Escuchar las diferentes voces que pueden ser saboteadoras o apoyarnos”.

La alternativa para hacer frente a estos personajes es dejar de hacer lo que no funciona, la mencionada mentalidad de dieta, que Roberta Pollack Seid critica agudamente en su libro "Never Too Thin" (Nunca demasiado delgada):

“Nuestras creencias sobre la comida parecen leyes alimentarias de una falsa religión, reverenciamos la dieta y sus reglas, pero no funciona.”

¿Has sufrido a alguno de estos personajes negativos?

¿Sigues pensando que lo mejor para adelgazar es continuar haciendo dietas?

¿No crees que es momento de cambiar, y empezar a escuchar a tu cuerpo?

Espero tus comentarios al final de esta página.

SOBRE EL AUTOR:

Luis Navarro

En 1994 me mudé a Estados Unidos donde completé los estudios de Piscología Espiritual en la Universidad de Santa Mónica y posteriormente amplié mi formación en Stanford en California. Master en Hipnosis, terapeuta, coach co-activo y especialista en gestión de las emociones.


Comparte este contenido:

Deja un comentario


*