Las emociones son el principal obstáculo para adelgazar.

Comparte este contenido:

El 9 de enero de 2013, la American Psychological Association (Asociación Americana de Psicología) que es el equivalente al Colegio de Psicólogos de España, publicó en su web una nota de prensa muy interesante.

La nota se hacía eco de los resultados de una encuesta realizada por el Consumer Reports National Research Center, que preguntó a 1.328 psicólogos colegiados cómo lidiaban con los desafíos del peso y de la pérdida de peso de los clientes. La encuesta fue diseñada por el Consumer Reports National Research Center en asociación con expertos que colaboraron, de la American Psychological Association.

Cuando se les preguntó qué estrategias eran esenciales para perder peso y mantenerlo, los psicólogos citaron “entender y manejar los comportamientos y las emociones relacionadas con el control del peso”, como esenciales para abordar la pérdida de peso con sus clientes, un 44%. Los encuestados también citaron “comer emocionalmente”, un 43%, como una barrera para perder peso, y la clave para perder peso.

En general, ganar autocontrol sobre los comportamientos y las emociones relacionadas con la alimentación fueron claves, lo que indica que los dos van de la mano.

La nota incluía estas interesantes opiniones de Norman B. Anderson, PhD, Director Ejecutivo de la American Psychological Association. “Cualquiera que haya intentado perder unos kilos y mantenerlos sabe que hacerlo no es fácil. La buena noticia es que la investigación y la experiencia clínica han demostrado que una terapia que aborde las barreras emocionales ayuda a las personas a perder peso”.

ansiedad-comida

“Aunque generalmente se acepta que los problemas de peso son más a menudo causados ​​por una combinación de problemas biológicos, emocionales, conductuales y ambientales, estos nuevos resultados muestran el papel clave del estrés y la regulación emocional en la pérdida de peso. Por lo tanto, las mejores tácticas de pérdida de peso deben integrar estrategias para abordar las emociones y el comportamiento, así como los enfoques de estilo de vida para hacer ejercicio y hacer elecciones de alimentación saludable “, decía Anderson.

Las emociones son la clave a la hora de perder peso.

Las conclusiones de este estudio están en línea con mi Método para adelgazar, que define como una de las causas del sobrepeso las emociones que nos inducen a comer compulsivamente cuando tenemos ansiedad o estados emocionales “negativos”. El estudio hace hincapié en la ayuda de terapia psicológica, ya que ha sido codirigido por la APA.

La buena noticia es que no hace falta terapia para resolver las emociones. Aunque no dudo de la eficacia de un buen terapeuta, con mi técnica de las emociones no hace falta seguir un tratamiento terapéutico.

Imagina lo que sería que tú mismo puedas resolver tus emociones en cuanto surgen. Si, piensa en la ventaja que tendrás de poder resolver la ansiedad en un máximo de 2 minutos cuando la sientes en el pecho o el vientre. Pues esto es posible con mi técnica para las emociones.

Es tan sencillo como enseñarte a pescar en vez de darte un pez para comer cuando tienes hambre. Mi objetivo es que sepas resolver tus emociones en cuánto las sientes, y es eficaz para cualquier emoción que puedas tener.

Mi técnica se puede aplicar en cualquier sitio y en cualquier momento, es discreta, rápida y eficaz. En vez de estar horas o días con la emoción yo enseño a resolverla, como consecuencia sentirás bienestar, paz y relajación. Se notan los beneficios inmediatamente y en una semana notarás cambios significativos.

Mi técnica para las emociones no es meditar, observar, relajarse, respirar, enviar energía positiva, etc.

Todo eso son estrategias bienintencionadas para aliviar lo que sientes, pero no resuelven las emociones. En vez de fumar o comer, son una manera sofisticada y elegante de evitar sentirlas.

Para mi son como decirte cuando tienes sed que pienses en agua o que cuando tienes pis pienses e imagines que haces pis. Posiblemente lo mejor es que bebas agua o vayas al lavabo y todo solucionado.

Esas técnicas del paradigma de que hay emociones positivas y negativas, buenas y malas. Las malas o negativas hay que evitarlas o gestionarlas. Para mis las emociones son energía e información. Cuando sientes ansiedad, notas una sensación, una energía, en el estómago o el pecho. Pues abordo esto. Mi técnica se dirige a la energía que sientes en el cuerpo y te enseño a resolverla. En definitiva, te enseño a SENTIR las emociones.

Te enseño a SENTIR las emociones.

Para sentir las emociones no hace falta terapia, es algo natural y orgánico que puedes aprender en 5 minutos. Sí, es tan rápido y eficaz que se aprende en 5 minutos. Y si a alguien le cuesta un poco más son 10 minutos. Además, una vez aprendido, es tuyo para siempre. Lo puedes usar en cualquier momento y lugar de una forma discreta.

Sentir las emociones es algo liberador, saludable, que nos reequilibra energéticamente y nos da paz y claridad mental. Evita que reaccionemos impulsivamente en el momento álgido de la emoción y nos permite elegir el comportamiento más adecuado.

Pero todo aprendizaje hay que anclarlo y mejor aún convertirlo en un hábito. Por eso tengo un programa de 1 mes para que adquieras el hábito se sentir las emociones. Te enseño a resolver las emociones y después, te superviso cada semana para que sentir las emociones sea algo tan normal y automático como cepillarte los dientes o beber agua cuando tienes sed.

Sé que ahora estás acostumbrado a vivir así, con ansiedad y emociones intensas porque nadie te ha enseñado a resolverlas. Pero cuando las sientes tienes la sorpresa de descubrir que puedes vivir de otra manera.

Casos reales de mis clientes:

David, un cliente de Cádiz, notó cambios en una semana en su trabajo, coordinaba a sus subordinados de una forma más relajada y eficaz y en casa no se sentía tan mal.  En la segunda semana felicitó a sus colaboradores y ellos le manifestaron que apreciaban la forma en que ahora les hablaba. En casa empezó a comunicarse con su familia, además dejó de recurrir a tomar alguna caña cuando se sentía mal.

Guadalupe, una clienta de Madrid, llevaba años apática y con poca energía.  Descubrió que ahora podía cambiar el estado anímico con el que se había despertado durante años, sintiéndolo y cambiando su día. Descubrió que estaba al mando de sus emociones y que estás no iban a determinar la calidad emocional de su día.

Roser, de Barcelona, sentía ansiedad constantemente en el trabajo. Se empleó a fondo con la ansiedad y en un mes prácticamente ya casi no la sentía. Esto sucede porque al sentir las emociones éstas son menos frecuentes y menos intensas.

Estos tres casos son de personas normales que han usado la técnica para las emociones y han mejorado su calidad de vida. 

SOBRE EL AUTOR:

Luis Navarro

Me formé en Estados Unidos, donde residí 8 años. Soy terapeuta por la University of Santa Mónica (California) Hipnoterapeuta Clínico y Master en Hipnosis, coach co-activo por CTI y experto en emociones. Ayudo a mis clientes a dejar de fumar, adelgazar y a procesar las emociones.


Comparte este contenido:

Deja aquí tus comentarios:

¡Se la primera persona en comentar!

avatar
1500