Las dietas no funcionan, ni funcionarán.

Comparte este contenido:

¡Hola!

Ya sabes por experiencia que las dietas no funcionan. Todas tienen el efecto rebote, no importa el tipo de dieta que hagas, acabas recuperando el peso perdido.

¿Conoces a alguien que haya mantenido el peso después de una dieta, sin el efecto rebote?

Creo que la respuesta es, NO.

Con las dietas puedes perder peso, pero a largo plazo ninguna funciona.

Hay muchos estudios que muestran que no funcionan. Te pongo un ejemplo:

En abril de 1992, tuvo lugar una conferencia de expertos, en Estados Unidos, convocada por los Institutos Nacionales de Salud, sorprendidos, porque cada vez había más millones de americanos haciendo dietas y más sobrepeso.

La conclusión de los expertos fue que, si bien con las dietas se pierde peso, a largo plazo no funcionan y la mayoría recuperan de nuevo el peso perdido.

No es porque te falta voluntad. No es cierto, tienes mucha fuerza de voluntad para pasar hambre durante días y adelgazar.

No es porque no hagas bien el mantenimiento después de la dieta. Por cierto, el mantenimiento ¿en qué consiste?, en pasar hambre haciendo dieta toda la vida.

No es culpa tuya.

Es que las dietas, los preparados o las pastillas, no funcionan, ni han funcionado nunca.

No es que hayas fracasado, es que las dietas, cualquiera, son un fracaso.

Son un fracaso las dietas, tú no.

¿Por qué el efecto rebote, entonces?

Te presento al doctor Ancel Benjamin Keys, que en 1944 realizó un estudio en Minnesota, con 32 voluntarios que estaban en estado óptimo de salud. Durante 6 meses, estuvieron en un estado de semi hambruna, con el objetivo de que perdiesen el 25% de su peso, y para ello ingerían solamente, un promedio de 1.570 calorías diarias.

Observó estos cambios en los voluntarios, que ingerían estas 1.570 calorías:

  • La tasa del metabolismo se redujo en un 40%
  • Estaban obsesionados por la comida.
  • Engullían vorazmente o comían lentamente, alargando las comidas.
  • Tenían cambios de personalidad y en muchos casos, el principio de apatía, irritabilidad, mal humor y depresión.

Después de 6 meses de hambre controlada, les permitieron comer lo que querían y notaron que el hambre era insaciable y que les era difícil parar de comer. A la mayoría de los participantes les costó un promedio de 5 meses normalizar su alimentación.

Las conclusiones del estudio mostraron, que al dar por acabado, el periodo de semi hambruna, los participantes tenían una necesidad psicológica y física incontrolable de comer todo lo que no habían podido durante, 6 meses y de recuperar el peso que perdieron con la dieta.

¿Te suena? ¿has sentido algo parecido, a los voluntarios de Minnesota, cuando has hecho una dieta? Ansiedad, irritabilidad, obsesión por la comida, no poder dejar de pensar en comer.

Después de una dieta ¿has empezado a comer descontroladamente sin poder evitarlo?

Millones de personas han hecho dietas después del estudio de Ancel Keys desde 1944 y no hay ningún estudio científico, en setenta y tres años, que muestre que las dietas permiten mantener los kilos adelgazados a largo plazo, salvo en una cantidad ínfima de personas.

Las dietas no funcionan.

La alternativa es dejar las dietas, comer saludablemente y moverse.

SOBRE EL AUTOR:

Luis Navarro

Me formé en Estados Unidos, donde residí 8 años. Soy terapeuta por la University of Santa Mónica (California) Hipnoterapeuta Clínico y Master en Hipnosis, coach co-activo por CTI y experto en emociones. Ayudo a mis clientes a dejar de fumar, adelgazar y a procesar las emociones.


Comparte este contenido:

Deja aquí tus comentarios:

¡Se la primera persona en comentar!

avatar
1500