Gestionar tus emociones para controlar la ansiedad y no comer compulsivamente.

Comparte este contenido:

Seguramente te ha pasado, que tenías ansiedad o te sentías mal y te has puesto a comer. A esto se le llama comer compulsivamente, porque el malestar te impulsa a comer en exceso.

Vamos a ver qué sucede y cómo actúa este mecanismo, así serás consciente de cómo funciona y podrás cambiarlo.

En la vida hay dificultades o situaciones que nos hacen sentir ansiedad, miedo, inseguridad, rabia, frustración, impotencia, vergüenza, etc… Lo que sueles hacer es comer.

Y hay una explicación a este comportamiento.

En la infancia, cuando tenías hambre, sentías una incomodidad física y al comer, te sentías bien porque habías resuelto la necesidad física, sentías que te cuidaban.

Quizás un día estabas triste o de mal humor y te dieron una galleta o algo para comer, y eso te hizo sentir un poco mejor.

Inconscientemente, desde la niñez, asociamos comer con sentirme bien, que me cuidan, que me confortan y que atienden mis necesidades.

Cuando somos adultos y nos sentimos mal, incapaces de resolver nuestras emociones o si éstas son muy intensas, automáticamente viene a nuestro subconsciente comer.

Nuestra respuesta es humana y normal, pero hay personas, que usan este recurso en exceso, cuando se sienten mal.

Funciona así:

Ha pasado algo y me siento mal, las emociones son intensas y no tengo recursos para procesarlas.

Empiezo a comer y lo hago en exceso.

Me siento mal por haber comido demasiado y me critico, me juzgo, me enfado conmigo, y me siento culpable.

Además, noto el efecto de haber comido en exceso, en mi cuerpo y en mi peso. Al ver mi cuerpo, decido que tengo un problema, que peso demasiado. Y la solución es adelgazar haciendo una dieta.

La solución a una dificultad, nunca se encuentra actuando sobre el efecto.

El problema no es que has engordado, y no te gusta tu cuerpo con unos kilos de más. Esto es el efecto, el sobrepeso es la consecuencia de usar la comida como un tranquilizante cuando me siento mal.

La causa de que hayas engordado, está en que no sabes procesar tus emociones y abordar tus dificultades adecuadamente. Esto no es una crítica, es la realidad de muchas personas.

Es importante que te des cuenta de que, aprendiendo a procesar tus emociones, estás trabajando sobre la causa del sobrepeso.

De esta forma dejarás de comer compulsivamente, cuando sientes ansiedad o te sientes mal.

No te estoy diciendo que tienes que hacer terapia, sino que hay técnicas que puedes usar tú mismo/a, en cualquier momento, y que te ayudan a aprender a resolver las emociones en cuanto surgen.

SOBRE EL AUTOR:

Luis Navarro

Me formé en Estados Unidos, donde residí 8 años. Soy terapeuta por la University of Santa Mónica (California) Hipnoterapeuta Clínico y Master en Hipnosis, coach co-activo por CTI y experto en emociones. Ayudo a mis clientes a dejar de fumar, adelgazar y a procesar las emociones.


Comparte este contenido:

Deja aquí tus comentarios:

¡Se la primera persona en comentar!

avatar
1500