¿Cómo parar de comer?

Comparte este contenido:

Algo que parece tan simple como parar de comer, es complicado para muchas personas. Hay varios elementos que interfieren en que sea algo natural y orgánico.

A continuación, te lo voy a explicar.

Además te indicaré que puedes hacer para parar de comer fácilmente.

La mayoría de las personas siguen los mensajes de su cuerpo sin ningún problema, de una forma bastante natural. Si estás bebiendo agua y notas que ya has bebido bastante, paras de beber.

A nadie se le ocurre beberse toda el agua hasta vaciar la botella si no tiene sed.

A la hora de parar de comer hay un hábito que adquirimos en la infancia, que hace que paremos de comer cuando hemos acabado todo lo que hay en el plato. Es normal y está asumido como algo natural que hay que comerse todo lo que hay en el plato. Te lo enseñaron de pequeño y lo sigues haciendo de adulto. Gran parte de la población para de comer cuando se acaba la comida del plato.

Veamos con detalle si ésta es la mejor opción:

plato-atracon

¿Te ha pasado alguna vez que notas que estás lleno y sigues comiendo hasta acabarte el plato?

Si haces esto repetidamente a lo largo del tiempo acabarás engordando porque seguramente comes más de lo que necesitas. Un poco cada día hacen un mucho al final.

La causa es que no escuchas a tu estómago que te dice “estoy lleno” y sigues comiendo hasta tener la satisfacción de ver el plato vacío.

Tu cerebro se ha acostumbrado a ver el plato vacío durante años porque creaste este hábito sin darte cuenta.

Comer todo lo que hay en el plato es un hábito negativo que te perjudica porque comes demasiado y te hace engordar.

Además, ¿te has dado cuenta de que usas una señal externa, el plato vacío, en vez de una señal interna, sensación de saciedad en el estómago?

atracon-comida

También hay personas que cuando están comiendo se sienten llenas, pero siguen comiendo porque está muy bueno y disfrutan del plato. Comen como si fuese “la última cena”. No caen en la cuenta de que esto les perjudica porque comen demasiado y engordan.

Eso que está tan bueno ahora volverá a ser suculento dentro de unos días o semanas. Ese plato tan sabroso volverá a estar a tu disposición en cuanto lo desees. 

Si estás en un restaurante puedes pedir que te lo pongan en un recipiente para llevártelo a casa y acabarlo en otro momento. Es algo práctico y cada vez más común.

Muchas personas experimentan ansiedad y no pueden evitar comer en exceso, de hecho no parecen tener límites cuando comen. Llenan su estómago para sentirse mejor, para aliviar la ansiedad, pero ¿lo consiguen?

Siguen teniendo ansiedad a pesar de haber comido en exceso porque la comida no resuelve las emociones. Además, se sienten culpables por haber comido demasiado.

Algunas personas con ansiedad parecen no poder poner freno al ansia de comer. Comen intentando llenar un vacío emocional que la comida es imposible que llene. Les cuesta mucho parar de comer cuando se sienten mal emocionalmente.

Otras personas tienen el hábito de salir con amigos los fines de semana y comen en exceso, o como me dijo una clienta, se dan un homenaje.

El problema no está en darse un homenaje ocasionalmente.

Pero cada fin de semana, son 57 fines de semana al año. Más puentes, Navidades, semana santa y vacaciones. Al final el homenaje se convierte en kilos de más.

¿Escuchas a tu estómago?

La mayor interferencia a la hora de parar de comer se debe a que no escuchamos al estómago, ni a las sensaciones en el cuerpo. Te voy a dar unas sugerencias que te ayudarán a parar de comer más fácilmente:

Escuchar al estómago para parar de comer
  • Cuando estás comiendo, para cuando el plato esté por la mitad y observa tu estómago. ¿Cómo lo notas? ¿Vacío? ¿Observas que se ha hinchado un poco? ¿Notas que estás lleno? ¿Te sientes pesado? Lo importante al hacer esto no es que busques algo en concreto, sino que estés atento a lo que sucede en tu estómago. Si notas tu estómago lleno ya puedes parar de comer, si no comerás demasiado.

  • Mi segunda sugerencia es que cuando mastiques prestes atención al sabor de la comida.  Cuando notes que la comida va perdiendo sabor y no es tan placentera como al principio, ésta es una señal de saciedad. No es posible que disfrutes de dos platos seguidos de paella. Creer, pensar que está muy buena, no es una experiencia física, es un pensamiento, una creencia.
  • El placer en la comida está en la boca, en las papilas gustativas, en el olor, el sabor, la textura y en la combinación de todo esto. Así que si notas que la comida no tiene sabor o lo ha perdido en gran parte es que ya tienes suficiente y puedes parar de comer.
  • Para ayudarte a sentir progresivamente la sensación de saciedad en el estómago te doy una sugerencia cuando comes. Después de poner un trozo en la boca, deja el tenedor en la mesa. Empieza a masticar con la intención de disfrutar lo que tienes en la boca, nota el sabor y la textura de lo que comes. Traga y coge el tenedor de nuevo, ponte otro trozo en la boca y deja el tenedor en la mesa.

    La sugerencia es que no tengas siempre el tenedor en la mano y engullas y engullas lo que hay en el plato hasta vaciarlo. Si dejas el tenedor en la mesa entre bocados, notarás que te es más fácil conectar con el estómago y saber cuándo sientes saciedad y así parar de comer.

Ahora eres consciente de porqué te cuesta tanto parar de comer.

Ahora eres consciente de porqué te cuesta tanto parar de comer.

Además, te ha dado varias sugerencias para que puedas conectar más fácilmente con el estómago, no has de seguirlas todas. Elige la que te resuene más o la que se adapte más fácilmente a tu personalidad.

Practícala y notarás cómo te es más fácil parar de comer cuando realmente ya tienes saciedad y tu estómago no necesita más alimento.

De esta forma, escuchando a tu estómago, comerás menos de una forma saludable y adelgazarás progresivamente.

SOBRE EL AUTOR:

Luis Navarro

Me formé en Estados Unidos, donde residí 8 años. Soy terapeuta por la University of Santa Mónica (California) Hipnoterapeuta Clínico y Master en Hipnosis, coach co-activo por CTI y experto en emociones. Ayudo a mis clientes a dejar de fumar, adelgazar y a procesar las emociones.


Comparte este contenido:

Deja aquí tus comentarios:

¡Se la primera persona en comentar!

avatar
1500